De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares realizada en el 2011, en el Distrito Federal, el 72.1% de la población femenina mayor a los 15 años, ha padecido algún tipo de violencia, sólo por la condición de ser mujer.

 

Entendiendo que la violencia contra las mujeres es toda acción o conducta cuyo posible fin será el daño físico, sexual o psicológico de la mujer, usando métodos como el sometimiento, coartación de su libertad, dignidad, seguridad, intimidad y en consecuencia, su poder de decisión.

 

Uno de los tipos de violencia más graves a nivel internacional, es la llamada “Trata de Personas”, la cual se refiere a la explotación principalmente de niñas, niños y mujeres, ya sea con fines de explotación sexual, trabajos forzados o comercio de órganos.

 

Según la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), el Distrito Federal encabeza la lista de las entidades donde se cometen más delitos relacionados con la trata de personas, principalmente de mujeres entre 12 y 18 años de edad.

 

Gran parte de esta violencia es generada desde el hogar y/o en los núcleos sociales cercanos a la víctima, ya sea por parte de los padres, la pareja, algún familiar, los amigos o personas de confianza, es decir, que muchas veces, el estado de vulnerabilidad por sexo o edad, la falta de información por parte de la víctima y/o el desarrollo en un entorno violento han sido factor determinante para caer en la red de violencia contra la mujer y la trata de personas.

 

Se trata de la esclavitud del siglo XXI, el comercio de personas que genera año con año genera alrededor de 32, 000 millones de dólares.

 

Preocupados por esta situación y conscientes de que la información puede ser la llave para prevenir y erradicar la violencia de género y la trata de personas, en SHIEG hemos desarrollado una campaña multimedia para generar consciencia en la población, especialmente en las niñas, niños y mujeres víctimas de violencia de género, de la cual se deriva la explotación y/o trata de personas. La acción y la conciencia de la sociedad son la mejor forma para erradicar la violencia de género y la trata de personas.

 

Te invitamos a ver los siguientes videos, platicar y reflexionar con la familia: ¿Qué estamos haciendo para prevenir la violencia y la trata de personas?

 

Como parte de la campaña, hemos desarrollado tres folletos informativos que podrás descargar a continuación. Te invitamos a imprimirlos y tenerlos siempre a la mano para saber cómo actuar en caso de violencia de género y trata de personas, y a dónde puedes llamar si necesitas ayuda.

 

 

 
Escucha el impactante testimonio de una sobreviviente de violencia de género. Expertas y activistas en el tema de violencia de género nos explican cómo identificar si somos víctimas y nos orientan acerca de cómo salir de esta situación.
Una reflexión sobre el camino lleno de obstáculos, retos, y  logros que ha tenido que recorrer la mujer a lo largo de la historia en México y en el mundo, para darnos cuenta que tanto hombres como mujeres somos iguales en derechos y capacidades.
¿Sabes qué es la trata de personas?  Se le conoce como la esclavitud moderna,  se trata de un delito que atenta contra la dignidad humana, se trata, de apelar a la inteligencia, al sentimiento y a la consciencia para alcanzar la libertad.
¿Sabes cómo evitar ser víctima de violencia de género como de trata de personas? Aprendamos juntos a defender nuestra integridad y descubrir que todos somos seres humanos con derechos sin importar nuestro género sexo o edad.
Activistas sociales y defensoras de los derechos humanos y la igualdad y equidad de género nos orientan para no caer en la red de la Trata de Personas. Te invitamos a ver esta reflexión sobre la importancia de erradicar la esclavitud moderna, hoy llamada “trata de personas”.
Él es el hombre que se revela contra lo establecido por una sociedad en la que el hombre es el macho fuerte que no llora, el que establece las reglas y el que no demuestra sus sentimientos. Él es el hombre cansado del estigma, quien grita “¡Soy un desertor!”  con sentimientos y valores, aceptando que aunque existen diferencias físicas y biológicas, los hombres son iguales en capacidades, logros y derechos con el género y el sexo femenino.
COMPARTE

 

 
Shieg

15

 

15

 

Taller de expresión fotográfica

Shieg